Críticas a la constitución de EOS


#1